¿Para qué seguir sumando servicios de streaming si en YouTube está todo? Bueno, quienes disfrutan de escuchar música online en buena calidad y quieren acceder a los últimos lanzamientos de manera inmediata, sabrán apreciar la emergencia de plataformas como Spotify y afines. Este viernes llegó al país el peso pesado que faltaba: Tidal, la única dirigida por un músico.

Este tipo de servicios permite, a través de la creación una cuenta y de un pago mensual, el acceso a un catálogo extensísimo de artistas y canciones. Sin publicidades y garantizando buena calidad de audio, dos características difíciles de alcanzar a la vez utilizando formas no tan legales de streaming. En este sentido, será el volumen de la biblioteca, el precio a pagar y la exclusividad de los servicios ofrecidos. Al igual que sus competidores, Tidal funciona tanto como con una app como con una plataforma web.

Por ahora parece difícil destronar al favorito mundial Spotify, que cuenta con 30 millones de usuarios en todo el mundo, contra los 13 millones de Apple Music, su competidor más fuerte. Sin embargo, Tidal, que por ahora tiene 4.2 millones de suscriptores, promociona una ventaja: ser la favorita de los artistas. Músicos de la talla y popularidad de Kanye West y Rihanna lanzaron sus discos más recientes en exclusiva para Tidal, lo cual hizo que varios corrieran a hacerse una cuenta en el flamante servicio. Además, Tidal era la única plataforma online que permitía escuchar la música del recientemente fallecido Prince, uno que puso mucho empeño para que sus canciones no anduvieran circulando gratuitamente por internet.
 


Otra particularidad de Tidal es que fue adquirida en 56 millones de dólares por Jay-Z, la superestrella del hip hop y marido de Beyoncé. El músico prometió ofrecer mayores regalías a los artistas que sus competidores, lo cual la convirtió en una apuesta al menos tentadora para varios. Pero no todo lo que brilla es oro: el flamante dueño demandó a los anteriores por haber supuestamente inflado la cantidad de usuarios con la que contaba.

¿Cuánto sale suscribirse a Tidal? Por ahora, el plan básico cuesta lo mismo que Spotify y Google Music: apenas 36 pesos por mes, que permitirán acceder al catálogo de 40 millones de canciones, 130.000 videos y varios tipos de contenido musical. También habrá una opción Hi-Fi para fanáticos, a 72 pesos mensuales, que habilita a escuchar en calidad FLAC. Tranquilos, que no hay que abrir la billetera sí o sí: se puede utilizar gratuitamente por un período de prueba de 90 días.

Al mismo tiempo que en Argentina, Tidal llegará a otros cinco países latinoaméricanos (Colombia, Chile, Perú, República Dominicana y Jamaica), garantizando así su presencia en 52 naciones de todo el mundo.