La empresa de soluciones biotecnológicas Keclon anunció la apertura de una planta en la ciudad de San Lorenzo, con una inversión de 14 millones de dólares y una empleabilidad de 80 trabajadores.

La compañía utiliza herramientas de ingeniería genética, biología sintética y técnicas de evolución dirigida para desarrollar un portfolio de productos patentados internacionalmente para la industrias de la alimentación, oleoquímica y farmacéutica.

En la construcción de la planta y laboratorio de investigación y desarrollo, se sumó el acompañamiento del Conicet, la Universidad Nacional de Rosario,  la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica y la Agencia Santafesina de Ciencia, Tecnología e Innovación. Implicaría la creación de empleo de calidad para científicos argentinos. Cuenta con una capacidad de fermentación de 65 mil litros ampliable a 200 mil litros, permitirá potenciar la producción y comercialización de productos de excelencia a nivel global, lo que ayudaría a posicionar al país como referente en soluciones biotecnológicas.

Fundada por investigadores de Conicet y UNR, Keclon tiene entre sus inversores a Puerto Asís Investments, Ganagrin, Molinos Agro y el fondo AxVentures-Pymar Fund.

“Creo que para cualquier persona del mundo de los negocios, no hay mayor satisfacción que completar un proyecto innovador, desafiante y complejo como el de la planta que estamos inaugurando, por el impacto positivo que genera en nuestra comunidad, en la propia empresa y, a nivel agregado, en nuestro país”, comentó Agustín Otero Monsegur, presidente de Keclon en la inauguración a la que asistieron el ministro de Agricultura, Julián Dominguez, y el gobernador Omar Perotti, entre otras autoridades. 

“Este emprendimiento nos consolida como aliados fundamentales de la industria del futuro, posicionando productos y servicios innovadores de la ciencia nacional en los más exigentes mercados del mundo, a la vez que impactamos positivamente sobre el medio ambiente reemplazando químicos y aumentando la eficiencia de distintos procesos industriales, permitiéndoles aumentar su sustentabilidad”, explicó Otero Monsegur.

La industria alimenticia atraviesa un período de disrupción a nivel global, donde los consumidores demandan una mayor calidad, salubridad y sustentabilidad de los procesos productivos. Un reciente estudio elaborado por la consultora de opinión pública Opinaia revela que 78% de los argentinos (89% en LATAM) tiene una buena predisposición al consumo de nuevos alimentos, donde los principales motivos son lograr una alimentación más sana y cuidar la salud (56%), porque son más nutritivos (28%) y para probar nuevos sabores (26%). De acuerdo a los desafíos planteados por la ONU, el desarrollo sustentable de alimentos hará posible alcanzar el objetivo de duplicar su producción en 2050.

Además de incrementar los rendimientos productivos, la adopción de soluciones biotecnológicas a gran escala, como las enzimas, constituye el pilar más importante de las tecnologías sustentables o “química verde” ya que reducen el impacto ambiental de los procesos industriales; son 100% biodegradables, ahorran energía y reducen el consumo de agua y otros recursos esenciales.

La combinación de las capacidades de I+D, plataformas de fermentación a gran escala, procesos de purificación y downstream de última generación convierten a Keclon en un referente regional para el desarrollo y comercialización de un amplio rango de bioproductos, transformando el talento científico argentino en negocios de escala global.