El secretario de Seguridad de la Nación Sergio Berni confirmó que la banda narco desarticulada en los últimos días se dedicaba a comercializar cocaína “de máxima pureza” y que venía para ser vendida en la ciudad. Otro dato para resaltar: en la ciudad residía Walter Jure, quien sería el líder de la banda: el funcionario subrayó que estuvo dos veces preso y fue liberado. “Narcotraficantes libres por las calles como si fueran turistas”, graficó. Si bien fue cauto al hablar del rol de las fuerzas de seguridad, puntualizó: “Sabemos que Santa Fe en su policía tiene infiltración del narcotráfico”.

Se presume que Jure actuaba como chofer del reconocido narcotraficante francés Thierry Polus, preso en Chaco, conocido como el “rey de la marihuana”.  Este francés, quien está detenido desde hace dos años y medio en Chaco, operaba desde un predio de más de siete hectáreas en El Dorado, límite con Paraguay desde donde introducía la marihuana y la transportaba en camiones hasta Chile. Incluso la causa detectó una vivienda en Granadero Baigorria, que habitaba esporádicamente con su pareja. 

En conferencia de prensa, Berni describió como “importantísimo operativo” la movida generada luego de haber recibido “un dato” del Ministerio de Seguridad de Santa Fe. “Comenzamos a investigar de forma conjunta, fuerzas federales y policía de Santa Fe. Estábamos buscando a un narcodelincuente que sabíamos que estaba operando en la zona de Rosario, necesitábamos las pruebas para demostrar que era un importante distribuidor de droga de Rosario”, planteó. 

“A partir de la investigación de la fiscalía, pudimos corroborar que la droga iba a llegar a Rosario este fin de semana. Fueron muchas horas de seguimiento. Sabíamos que la droga estaba acopiada en el norte. Hacía un tiempo que estaba ahí. Sabíamos que la iban a trasladar a Rosario. El fin de semana cuando la droga se movilizó fue interceptada por Gendarmería en la zona de Salta, una camioneta traía 49 kilos de cocaína. Y también cerca de Rosario, por la PSA, fue incautado otro cargamento con 48 kilos”, contó.

El operativo fue realizado en conjunto por Gendarmería nacional y la Policía de Seguridad Aeroportuaria. La investigación perteneciente al juez federal Carlos Vera Barros, estableció que la droga provenía de Bolivia para comercializarse en el país, y posiblemente parte sería exportada a Europa. Tras una investigación de 45 días, en total hubo 30 allanamientos, 25 en Rosario y 5 en Salta. Se incautaron 105 kilos de cocaína y se detuvieron a trece personas que serían miembros de la organización delictiva, nueve rosarinos y cuatro salteños. “No es el número definitivo. Seguramente se van a dar otras detenciones”, aclaró Berni. La conexión de ambos vehículos en donde se secuestró la droga es la titularidad. El operativo local tuvo como epicentro el kilómetro 80 de la ruta 34.

“Al líder de la banda, de apellido Yure, ya lo detuvimos en 2003 implicado en el tráfico de droga cuando también detuvimos a Polus, el principal proveedor de marihuana en el país y que la sacaba al exterior. También se lo detuvo en 2009 por venta en diferentes kioscos de drogas. Hoy en 2015 también lo volvemos a detener. Cuando se habla de narcotráfico hay que hacerse esta pregunta. ¿Cómo este personaje, que ya fue detenido dos veces en importantes operativos, está libre y nuevamente sumido a la actividad del narcotráfico? Esta son las materias pendientes cuando hablamos de narcocriminalidad”, disparó el secretario de Seguridad de la Nación.

“Estamos en época de campaña, muchos candidatos hablan del tema de forma demagógica, pero pocos hablan del cuello de botella que tenemos a la hora de investigar. No creo que sea incompetencia. Recién en el juzgado federal nos comentaban que desde 1980 que se creó tienen la misma cantidad de personas. Por más que nosotros investiguemos, no tenemos una justicia ágil, moderna y con recursos. Si la Corte Suprema no entiende que tiene que dotar de más recursos humanos y materiales a los juzgados federales, esto son los resultados: narcotraficantes libres por las calles como si fueran turistas”, resumió.

​En cuanto al rol de las fuerzas de seguridad, Berni fue cauto: “Esa pregunta no se la puedo contestar, vamos a darle un tiempo al juzgado para que avance la investigación. Pero yo creo que nos vamos a encontrar con sorpresas. Sabemos que Santa Fe en su policía tiene infiltración del narcotráfico", remarcó.

Por su parte, el fiscal federal Mario Gambacorta planteó que “había una fluida comunicación de la gente de Salta con la de Rosario, principalmente Jure, quien sería uno de los organizadores, con otra persona que sería también organizador, que sería salteño, aunque permanentemente viajaba a Rosario”. Sostuvo: “Tenemos elementos para sospechar que esto se hacía periódicamente en el último tiempo”.Aclaró que la investigación “abarca los tres niveles, el de la recepción, la distribución y la venta a los consumidores”.

“Jure estaba en libertad, debe de estar cumpliendo condena o ya cumplió condena, no lo tengo chequeado. Se movía en libertad como cualquier ciudadano. Reside en Rosario”, precisó. No quiso abundar sobre el francés. “No puedo hablar de Polus en el sentido que tenga relación directa con esta persona, en un momento determinado de su historia jure estuvo vinculado, fue detenido cuando hacía de custodio de un cargamento que venía desde el norte con marihuana. En esta investigación no lo tengo visibilizado a Polus hasta el momento”.

También consultado sobre el rol de la policía, el fiscal sostuvo: “Creemos que puede haber una participación de fuerzas policiales, pero aún no está confirmado. Tenemos algún indicio que parte de esta droga podría haber salido del país. Hubo escuchas directas desde más de 10 celulares al mismo tiempo. Hay mucho material para investigar, lo que va a derivar en otros pedidos de la fiscalía en pos de detener a más personas".