Ante el aumento sostenido de casos de Covid-19 en Santa Fe y la necesidad de sumar personal, el ministerio de Salud de la Provincia dispuso este martes que aquellos agentes de la salud pública que se encuentran exceptuados de desarrollar tareas por tener personas a su cargo, deben reintegrarse a sus lugares de trabajo.

A través de una resolución, la cartera encomienda a los Directores de efectores públicos de "readecuar los horarios de prestación del servicio, organizando los turnos y rotaciones de sus dotaciones de personal, a fin de asegurar la cobertura de los mismos, arbitrando las medidas necesarias tendientes a cubrir las tareas de todas las áreas de manera eficiente".

Por otro lado, la misiva firmada por Sonia Martorano aclara que se podrá exceptuar de la medida a aquellos agentes que, a juicio del propio Ministerio, "se encuentren en circunstancias excepcionales de fuerza mayor, que impidan de manera insalvable, reincorporarse a la prestación de los servicios".

La resolución llega en una jornada con récord de casos para la provincia. Es que este martes se registraron 1589 nuevos contagios y se acerca a los 30 mil casos desde el inicio de la pandemia. Asimismo, hay 161 personas internadas en cuidados intensivos mientras que otras 231 se encuentran internadas en sala general.