El gobierno provincial puso en marcha su plan para restablecer el servicio ferroviario de pasajeros que conectará a Rosario con Cañada de Gómez. Así lo reveló el director provincial de la Unidad Especial de Gestión Ferroviaria de Santa Fe, Fernando Rosúa, recientemente nombrado en el cargo.

“Antes había un uso absolutamente común del transporte ferroviario por parte de los pasajeros. Esto se fue desmontando a partir de los años 70. Hoy no podemos pensar un transporte de calidad sino pensamos en el ferrocarril como una de las piezas del sistema’”, señaló el funcionario en diálogo con Sí 98.9.

En este sentido, Rosúa subrayó la importancia de que Santa Fe “pueda tener su propio servicio de pasajeros para resolver problemas, como en el caso de Rosario que está desbordada de conectividad o en lugares en los que pasa lo contrario”. 

“En 2015, el gobierno de Cristina Fernández llamó a licitación para la renovación de vías del corredor Rosario-Tortugas pero el gobierno de Mauricio Macri la volteó. Es fundamental que se vuelva a licitar. Hay dos vías en ese corredor, una no se utiliza y en la otra corren los trenes de carga. Para brindar un buen servicio necesitamos que la primera esté activa y en buenas condiciones”, explicó.

Asimismo, Rosúa detalló que el recorrido “tendría que arrancar en Rosario Norte” al tiempo que enumeró posibles paradas intermedias: el Cruce Alberdi, República Dominicana, el barrio Ludueña, Provincias Unidas, Antártida Argentina, la zona del aeropuerto de Fisherton, Funes y Roldán, “para extenderse por todo el corredor”. “Ya hay vecinos que me piden y recomiendan tal lugar”, contó.

“Hay muy buena recepción y vocación del gobierno nacional de reactivar el sistema ferroviario. Creemos que vamos a llegar a buen puerto. Desde el punto de vista político, todos están alineados. Ahora hay que superar la situación de crisis financiera”, mencionó y concluyó: “Que esto posibilite pensar en un futuro pensar en servicios subterráneos porque todos sabemos lo colapsado que esta el transito en la ciudad”.