La lluvia que se reanudó implacable este lunes desde la madrugada volvió a complicar el escenario urbano en Rosario. La Dirección de Defensa Civil municipal acumuló en las últimas horas unos 150 reclamos por árboles y ramas que el viento derribó. A eso se suma la obstrucción de numerosas bocas de tormenta en las esquinas, lo cual provocó el anegamiento temporario de varias calles, sin distinción de barrios o áreas centrales.

El subdirector del área, Gonzalo Ratner, señaló que el temporal superó en las últimas horas los 100 milímetros de precipitaciones. Fueron 57 milímetros caídos el domingo, y otros 50 milímetros en lo que va del lunes. Y el viento disparó ráfagas de hasta 92 kilómetros horarios, precisó el funcionario.

 

"Las tareas más complejas fueron remover los árboles caídos por el viento, pero eso ya fue solucionado. Anoche hubo ráfagas que generaron inconvenientes, pero en ese sentido la situación hoy está bajo control. No hay evacuados en toda la ciudad, como sucede desde hace algunos años, solamente complicaciones con algunas viviendas que en algunos asentamientos están en una cota más baja que otras linderas, pero no ha sido necesario evacuar", señaló Ratner en Sí 989.

La voladura de ramas y plantas sobre la red aérea de energía eléctrica ocasionó, eso sí, cortes de luz en diversos sectores de la ciudad. Las cuadrillas de la Empresa Provincial de la Energía tienen hoy una jornada intensa de trabajo.

"Seguimos bajo alerta metereológica -advirtió Ratner-, por lo que pedimos precaución a la gente. Que realice los traslados necesarios, nada más. Fuera de eso, es mejor tratar de mantenerse en un lugar seguro", concluyó. 

En cuanto a la EPE, se informó que las zonas que este lunes están sin suministro eléctrico son las siguientes: 

1. Desde Schweitzer a La República, y desde Cullen a Colombres
2.  De Gálvez a Amenabar y de Ov. Lagos a Francia
3. Barrio Cabin 9 
Quienes se encuentren fuera de estas zonas, deben comunicarse al 08007774444 o por mensaje de texto al 22215 con la palabra LUZ (espacio) número de cliente.