Utilizaban "pescadores" para quedarse con las tarjetas
Utilizaban "pescadores" para quedarse con las tarjetas

La Policía de Investigaciones desbarató una organización de personas dedicada al robo de datos de tarjetas de débito y estafas a través de un ardid que comenzaba con los oficios de una línea 0-800 trucha. Como resultado de la pesquisa, hay dos hombres detenidos y uno que se encuentra prófugo. Desde el Ministerio de Seguridad aconsejaron por esto extremar precauciones en cajeros automáticos.

La investigación se desarrolló en sigilo durante semanas, y desembocó en los últimos días cuando los sabuesos de la PDI le cayeron in fraganti a los responsables del fraude. Operaban a partir de la colocación de “pescadores” (artilugio destinado a trabar tarjetas de débito dentro de cajeros automáticos) y engañaban a sus presas, a las que les robaban los datos personales necesarios para esquilmarles las cuentas de ahorros.

Tras una investigación, personal policial detuvo a dos de los tres integrantes de la banda que operaba en Rosario y en provincia de Buenos Aires. Se trata de Manuel A., de 35 años, oriundo de la ciudad de Mar del Plata y Fernando L., de 38 años, de la localidad de La Reja, en el partido bonaerense de Moreno. En tanto, buscan a un tercero que se encuentra prófugo.

La manera de operar de la banda constaba de tres momentos. Primero, colocaban un dispositivo en la ranura del cajero automático de modo de trabar de inmediato la tarjeta colocada. Luego, se presentaba uno de los estafadores que simulaba ser un cliente ocasional, comedido en el afán de ayudar a quien acababa de sufrir el percance en el cajero automático. Le ofrecía su teléfono para llamar a un 0-800, y ponía a esta persona en contacto con otro de los delincuentes, quien urdía un falso plan de rescate de la tarjeta que sólo escondía el verdadero propósito: sonsacar los datos personales del titular de la tarjeta. Y para dejarlo tranquilo, le aseguraba que le había dado de baja al plástico. Tras ello, ingresaban al cajero para retirar el dispositivo junto con la tarjeta, supuestamente ya fuera de servicio. 

La acumulación de denuncias similares disparó la investigación que terminó en la detención de dos de los estafadores. Desde el Ministerio de Seguridad de Santa Fe recomiendan extremar precauciones en caso de que un cajero automático retenga la tarjeta de un usuario y aconsejan llamar a la Central de Emergencias 911 en caso de notar alguna persona en actitud sospechosa dentro o fuera del cajero.

Video - Pescaban tarjetas en cajeros y vaciaban cajas de ahorro

Video

Publicado por RosarioPlus en Miércoles, 18 de julio de 2018