El diputado provincial de Cambiemos Federico Angelini aseguró que apoyará al gobierno de Miguel Lifschitz si decide llevar otra vez a la Corte Suprema el reclamo por el pago de la deuda histórica que Nación le debe a Santa Fe por coparticipación mal detraída. Además, admitió que ante la "devaluación y la crisis" el acuerdo entre Nación y Provincia quedó en segundo plano.

"Estuve trabajando codo a codo con las autoridades provinciales y nacionales para llegar a un acuerdo, y estuvimos muy cerca de llegar a un convenio en marzo, cuando el gobierno nacional hizo una propuesta concreta", afirmó el presidente de PRO Santa Fe, en diálogo con Verónica Luchessi, en Sí 98.9.

Según contó el legislador santafesino, por "la devaluación y la crisis en la que entró Argentina, el tema de la deuda no fue una prioridad". 

"Voy a estar siempre del lado de la Provincia, y si cree que la judicialización es la mejor salida de este tema, yo voy a apoyar", aclaró Angelini, quien se despegó así de la defensa a ultranza que habitualmente mostró hasta aquí de la gestión presidencial de Mauricio Macri.

Por otro lado, el referente de Cambiemos en la región afirmó que la Casa Rosada "tiene toda la vocación de sentarse a ver cuánto es lo que falta para financiar el transporte urbano y cómo se consigue" dicho dinero.

"Son menores los recursos que recibe la Municipalidad pero se compensa con un mayor envío de coparticipación federal", dijo y comentó: "Ahora que se aprobó el Presupuesto nacional, nos sentaremos a charlar con las autoridades del ministerio de Transporte para ver de cuánto es la diferencia entre lo que se va a enviar y lo que necesita la Provincia para financiar el transporte urbano e interurbano".

Además, el diputado criticó a la administración del TUP por parte del municipio: "Habría que optimizar los números y administrar mejor la empresa pública de transporte".

"La situación en la que estamos es difícil, así que nos tiene que tener a todos trabajando y tirando para el mismo lado", concluyó.