Esta semana, Christian Sancho fue tapa de la revista Caras y en una entrevista en la que habló de todo, afirmó que es una persona con “un pensamiento muy libre” y que apuesta a “la diversidad sexual”.

“El amor no tiene género ni rótulos o carteles especiales. Se puede vivir con una mujer o con un hombre de la misma manera si hay sentimientos. El machismo es lo peor que nos pudo pasar en la vida. Creo que amar es ser honesto a sí mismo. Y yo no hago lo que no me gusta que me hagan. Soy de un pensamiento muy libre. Fiel a mi corazón. Siento que si sigo lo que mi corazón me dicta voy a encontrar el éxito sin importar el nombre y el sexo”, declaró Sancho, además de confirmar su separación de Vanesa Schual, la madre de su hijo, Gael, tras 11 años de relación.

Unos días después de la publicación con sus declaraciones, la marca de ropa interior que lo viste hace ocho años anunció la desvinculación del actor y modelo de la empresa, haciendo referencia a que se “cumplió el plazo pactado” de su contrato.

A pesar de esta aclaración, en las redes estalló la polémica por la necesidad de hacer pública la supuesta finalización de un contrato.

 “¡Gracias Christian Sancho por haber sido parte de nuestra marca todos estos años!”, reza el escueto posteo de la marca, con fecha del 18 de septiembre, dos días después de la publicación de la revista.

La reacción en las redes sociales fue inmediata. Tanto en el posteo de la marca como en la red social Twitter, muchas personas manifestaron su indignación.

Ante esta situación, la empresa publicó este sábado un comunicado con la intención de aclarar lo sucedido. “Queremos informarles a nuestros clientes y público en general que el contrato que nos unía al modelo Christian Sancho ha finalizado por el cumplimiento del plazo pactado en su oportunidad”, comienza el posteo.

“Es de destacar que la decisión de no renovar el contrato fue motivada por nuevos emprendimientos que ha declarado el Sr. Sancho, al cual le auguramos el mayor de los éxitos”, indicaron desde la marca.

En ese sentido, manifestaron: “Para evitar malas interpretaciones, esta empresa ha decidido hacer público el agradecimiento ya que valoramos que haya sido parte de nuestra imagen durante este tiempo. Muchas gracias”.

De todas formas, el comunicado no logró contener la indignación de los usuarios, quienes continuaron manifestando su descontento con lo sucedido. “Primera marca que veo que no solo comunica que el contrato de un modelo terminó, sino que también dice que está prohibido el uso de la imagen. Encima, justo el día después de que el tipo dice que es bisexual. Qué coincidencia”, argumentaron, entre muchos otros comentarios. La empresa, luego, decidió borrar los dos posteos sobre la desvinculación del actor.