Distintas organizaciones sociales convocaron a los "actores sociales y políticos" a marchar pacíficamente este miércoles a las 20 hacia la residencia presidencial de Olivos para "repudiar las acciones desestabilizadoras" y condenaron la metodología de protesta de efectivos de la policía bonaerense.

El Partido Justicialista, la CGT, las dos CTA y legisladores e intendentes del oficialismo cuestionaron la modalidad del reclamo policial bonaerense, llamaron a respetar la "institucionalidad" y repudiaron "la manipulación política" y las "actitudes desestablizantes" que le atribuyen a sectores de Juntos por el Cambio durante la evolución de las protestas.

En tanto a través de sus redes, el referente del Frente Patria Grande, Juan Grabois advirtió que "en medio de este delicado contexto desatado por la pandemia", la "Policía bonaerense lleva adelante un conflicto extorsionador y violento".

"La oposición en el Congreso realiza acciones irresponsables y judicializa legítimas sesiones", expresaron en la convocatoria que se difundió con el hashtag #PazYDemocracia. Asimismo, advirtieron que "los medios de comunicación hegemónicos agitan fantasmas, crean confusión y fomentan odio y linchamientos". 

"¿Son hechos aislados? No! Están perfectamente articulados y pretenden erosionar el funcionamiento democrático de nuestro país y fomentar acciones destituyentes contra un gobierno legítimamente elegido por el pueblo", afirmó el texto de la convocatoria.

En tanto, Diputados de la Unión Cívica Radical calificaron de "inaceptable" a la protesta que personal de la Policía Bonaerense realizó alrededor de la Quinta Presidencial de Olivos y señalaron que la única manera de solucionar el conflicto es mediante un "dialogo responsable".

El reclamo

Pese al anuncio del ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, de un incremento salarial para los efectivos de la policía, cientos de efectivos permanecían este miércoles apostados en distintos puntos en demanda de definiciones sobre el porcentaje de ese aumento. 

El foco estuvo puesto principalmente en las afueras de la residencia de Olivos, donde un hombre fue detenido acusado de lanzar una bomba tipo molotov casera contra una de las paredes de la quinta presidencial.

El hecho ocurrió cerca de las las 6.30 sobre uno de los paredones de la residencia presidencial, sobre la calle Malaver 1350. Según Télam, el propio personal de la Policía Federal Argentina (PFA) que custodia la quinta presidencial detuvo al sospechoso.


Algunas protestas comenzaron el martes por la noche en territorio bonaerense, y en el predio conocido como Puente 12, en la Matanza, tuvo lugar por la mañana una conferencia de prensa que encabezó Berni, quien anunció que habrá "una mejora salarial importante" para la policía, aunque sin dar porcentajes.

Según dijo, esa falta de precisión se debe a que el Ejecutivo bonaerense está terminando de "delinear las readecuaciones presupuestarias necesarias para otorgar esa mejora".

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, terminará de definir este miércoles los detalles de la suba salarial que dispondrá para la policía bonaerense y que anunciará el jueves, mientras efectivos de la fuerza permanecen concentrados frente a la Residencia Oficial de Olivos.

En tanto el presidente Alberto Fernández envió un mensaje de calma e instó a resolver las diferencias mediante el diálogo. 

Por su parte, el jefe de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Horacio Larreta, calificó como "inadmisible" la manera en que se está llevando adelante la protesta por parte de la fuerza policial y también se sumó al pedido del "diálogo".