Una pantalla gigante. Un hashtag que hablaba solo. Una frase como síntesis, como título del diario del día después. Una jugada rápida, con reacción, filosa, como piña al mentón. Minutos después de las 18, el secretario general del gobierno porteño, Marcos Peña, y el intendente de Vicente López, Jorge Macri, salieron a hablar con los medios. Y hablaron en español porque no dijeron: "hay ballottage" sino que escribieron con letras grandes, bien grandes #HayBalotaje. Y “balotaje’ es más sencilla de escribir en las redes. 

Se basaron en las encuestas de bocas de urna. Peña dijo que fueron muy precisas. Y lanzó el hashtag cuando faltaban más de cinco horas para que se conocieran los primeros datos oficiales. También le agregó un punto de vista: "Mi impresión es que estamos a mejor distancia de lo que fue las PASO". Y no se equivocó.

#HayBalotaje fue uno de los temas más posteados en Twitter. Hubo festejos, memes, cargadas y palabras exaltadas. Pero la etiqueta lanzada estratégicamente tuvo su contrapartida con #GanóScioli del Frente para la Victoria, otro de los trending topics.

Y en las redes se extendió la pulseada: Daniel Scioli obtuvo más del 39% del total de las menciones tuiteras de los candidatos a presidente con un total de las 1.197.060 menciones hechas  por 54.881 tuiteros desde las 21 del sábado a las 21 del domingo, informó la empresa Twendency.

¿Sirven para algo estas menciones? ¿O es puro maquillaje? Del otro lado, quienes escriben, son militantes, seguidores, admiradores, fans. Y son electores. A sabiendas que la nueva campaña electoral para la segunda vuelta comenzó ayer, Twitter fue una expresión más de esa campaña, un brazo digital para convencer o reafirmar. Para traccionar. Para transformar trinos en votos. Pero cuando aparecieron los primeros resultados oficiales y la distancia fue menor a la esperada el #HayBalotaje se transformó en un “Gracias”. 

La jugada del macrismo – que de esto sabe-  tuvo astucia y lucidez al lanzar el #HayBalotaje. Desde el FPV contrarrestaron con el  #GanóScioli. Ambos tuvieron razón y razones. Hay balotaje y ganó Scioli, dos verdades. Aunque hay empates que se celebran como triunfos.