En su debut como presidenta del Senado y en el inicio de la sesión para debatir el proyecto de ley de Solidaridad Social, la vicepresidenta Cristina Fernández protagonizó un curioso cruce con el legislador formoseño José Mayans, jefe de la bancada oficialista del Frente de Todos.

El entredicho se produjo por la insistencia de Mayans en llamarla "señora presidente". Lo dijo en dos oportunidades y en ambas fue corregido por Cristina. "Presidenta, senador", le aclaró la actual vicepresidenta de la Nación.

"La palabra presidente no tiene sexo", se defendió el legislador. "No, no. Eso lo dicen los machistas", le replicó la vicepresidenta, mirándolo fijo. Finalmente, el senador asintió y la sesión continuó con normalidad. Sin embargo, en las redes no pasó desapercibido.

La Cámara alta ingresó en un cuarto intermedio de una hora y media, hasta las 19, pedido por la oposición para estudiar el proyecto de Ley de Solidaridad Social que este viernes por la mañana terminó de aprobar Diputados.