Fueron decenas de agrupaciones las que confluyeron en la plaza (EFE)
Fueron decenas de agrupaciones las que confluyeron en la plaza (EFE)

Sindicatos y organizaciones sociales llevaron adelante una masiva movilización este lunes en Buenos Aires para protestar contra la política económica del gobierno en la antesala de la huelga general de este martes, la cuarta que afrontará Mauricio Macri desde que asumió como presidente.

La movilización, convocada por las dos alas de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), concluyó con un multitudinario acto en la Plaza de Mayo, frente a la Casa Rosada, del cual participaron numerosas organizaciones sociales y agrupaciones políticas.

La marcha también contó con la participación del sindicato de Camioneros, liderado por Hugo Moyano, enfrentado con los actuales dirigentes de la Confederación General del Trabajo (CGT), la mayor central obrera del país.

Con una economía en recesión, alta inflación y desempleo en ascenso, el reclamo tiene como blanco las políticas puestas en marcha por Macri, que se encuentra en Estados Unidos, donde asistirá a la asamblea de Naciones Unidas y se reunirá con la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde.

Distintas voces 

"El presidente ahora está en Washington. Debe tener las rodillas entumecidas", dijo el secretario general de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky. Además, adelantó que el paro general del martes "le va a mostrar al mundo la foto de un país que le dice no al FMI". "¿Quería una señal el FMI? La señal es ésta: un país parando. No al FMI. No al Presupuesto del FMI. No a los despidos. Sí a la dignidad y a la justicia social", proclamó el dirigente.

Por su parte, el secretario general de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, rechazó cualquier intento de reforma laboral y reclamó un "aumento de emergencia" en los ingresos de jubilados y trabajadores.

"Si hacen falta uno y mil paros, los haremos. Pero si no dan respuesta, hay que intensificar un plan de lucha que agrupe a todos los sectores en Argentina", propuso Sergio Palazzo, secretario general de la Asociación Bancaria, quien llamó a "cambiar" el rumbo del país en las elecciones presidenciales del próximo año.

En tanto, el dirigente social Raúl Castells, coordinador nacional del Movimiento Independiente Justicia y Dignidad, reclamó "la renuncia de Macri, la convocatoria a elecciones anticipadas" para "refundar la Argentina sobre otras políticas".

Por otro lado, el Gobierno aseveró que este no es "un momento oportuno" para hacer la huelga general. "Seguimos pensando que no es un momento oportuno en este momento donde todos estamos haciendo un esfuerzo colectivo: empresarios, trabajadores y gobiernos provinciales para superar esta crisis", expresó el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, en declaraciones a la prensa.

(EFE)