Su principal carta de presentación, según él considera pertinente, es la gestión que ha realizado como gobernador de la provincia de San Luis. Este domingo, Adolfo Rodríguez Saá, actual senador nacional y candidato presidencial del espacio Compromiso Federal, intentará repuntar la cosecha electoral de las primarias de agosto. En sus aspiraciones está volver a ejercer la titularidad del Poder Ejecutivo Nacional, como lo hizo durante unos pocos días en 2001, luego de la desintegración del gobierno de la Alianza.

Educación universitaria

El oriundo de San Luis cursó estudios en la Escuela Normal Superior “Coronel Juan Pascual Pringles”, dependiente de la Universidad Nacional de Cuyo, donde se graduó con el título de Maestro Superior y Bachiller. En 1971 obtuvo el título de abogado en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Buenos Aires.

Actividad pública

En 1973, Rodríguez Saá fue electo diputado provincial y presidente del bloque Justicialista, cargos que ocupó en su provincia natal hasta 1976. Desde el retorno de la democracia desempeñó diversos cargos públicos electivos: Gobernador de la provincia de San Luis por cinco períodos consecutivos (1983-2001), presidente del Consejo Federal de Inversiones (2001), Presidente de la Nación Argentina (2001), Diputado Nacional (2003-2005), ocasión en que presidió el Bloque Frente Movimiento Popular y el Interbloque Provincias Unidas. Desde 2005 es senador nacional, donde preside el bloque Justicialista San Luis, y desde 2010 el Interbloque Parlamentario Federal.

Es además presidente del Grupo de Parlamentarios Argentinos de Amistad con la República Oriental del Uruguay (desde 2006), Presidente del Grupo Parlamentario Argentino de Amistad con Turquía (desde 2008), Parlamentario del MERCOSUR (desde 2006) y Miembro de la Delegación Externa del Parlamento del Mercosur ante el EUROLAT (desde 2008).

El 30 de diciembre de 2001, Rodríguez Saá renunció a la presidencia de la Nación. Había asumido una semana antes.
El 30 de diciembre de 2001, Rodríguez Saá renunció a la presidencia de la Nación. Había asumido una semana antes.

Gestión nacional

Su gestión al frente del Ejecutivo Nacional estuvo inevitablemente asociada a dos hitos que han quedado grabados en la memoria popular: el anuncio del no pago de la deuda externa y su renuncia proclamada desde San Luis luego de sólo siete días en el poder.

"Vamos a tomar el toro por las astas, vamos a hablar de la deuda externa. En primer lugar anuncio que el Estado argentino suspenderá el pago de la deuda externa", anunció el político puntano aquel 23 de diciembre de 2001 para algarabía de la mayoría de los presentes en el Congreso, quienes interrumpieron ese discurso con más de un minuto de aplauso sostenido.

Durante su semana en el Gobierno, Rodríguez Saá no pudo aplacar la continuidad de la protesta social, y las movilizaciones y cacerolazos se repetían en todo el país.

El 30 de diciembre de 2001, luego de una frustrada reunión con dirigentes y gobernadores en la localidad de Chapadmalal, Rodríguez Saá dejó su cargo. El sillón de Rivadavia fue ocupado -luego de la renuncia del senador Ramón Puerta y del interregno de Eduardo Camaño- por Eduardo Duhalde, quién gobernó hasta 2003 y que debió adelantar las elecciones luego del asesinato de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán durante un piquete en las inmediaciones del Puente Pueyrredón.