Cristiano Ronaldo se puede decir que no anda con chiquitas, ni escatima en los regalos. Muestra de esto fue el regalo de casamiento que le propició a su representante y amigo Jorge Mendes. Ni una juguera, ni un juego de sábanas de dos plazas, ni vajilla fina o la típica batidora, nada de eso. CR7 fue por más: una isla griega.

Todo un pedazo de tierra flotando en el mar Egeo para que su amigo disfrute. Es que Grecia puso en venta parte de su patrimonio y entre tanto, muchas islas subastadas para contrarrestar su situación de crisis económica. Y Cristiano no dudo: entre 3 y 50 millones de dólares desembolsó el portugués.

Además, fue el padrino del enlace matrimonial de su representante en la Iglesia San Joao Baptista, que ha contado con 400 invitados, los cuales realmente han quedado como miserables al lado del regalo del futbolista.

La crisis de Grecia sacó al mercado numerosos islotes sobre el mar Egeo. Ronaldo compró uno como este.
La crisis de Grecia sacó al mercado numerosos islotes sobre el mar Egeo. Ronaldo compró uno como este.