Con la carne no se juega. O, si se miran las redes, se podría decir que sí. Es que este lunes fue precisamente la carne el objetivo de las burlas tras el informe de la Organización Mundial de la Salud que advertía de lo cancerígeno que podía resultar el consumo de carne procesada y embutidos.

Es que este alimento es uno de los más queridos entre los ciudadanos, y en seguida se creó un hashtag en defensa del alimento principal del segundo escalón de la pirámide alimenticia.