La fuerza de la Quinta Sinfonía de Ludwig van Beethoven es una de las composiciones más conocidas de la música clásica. El primer movimiento va dejando una suerte de efervescencia que no para y tiene una continuidad muy atrapante. Ahora un joven estudiante de ingeniería la interpretó visualmente con una sincronización asombrosa que se hizo viral.

La partitura se interpreta por dos trineos de nieve de una aplicación 'online' (Line Rider) a la que  Mark Robbins, a través de Doodle Chaos, su canal de YouTube, le sacó jugo. Una atrapante sincronización donde los saltos del trineo sobre la superficie van representando la melodía.

Luego se suma otro trineo y cada uno hace el recorrido de dos violines diferentes. El propio Mark Robbins explica en la descripción del vídeo que le llevó tres meses de arduo trabajo y lo hizo de forma manual, dibujando una a una las líneas que van recorriendo los trineos al compás de la música.

Advierte que esta no es la pieza completa pero aclara que su “salud mental” no estaría en condiciones de soportar otros tres meses más de arduo trabajo.

La siguiente es la versión completa con más trineos y dificultades.