Muchos, muchísimos. Este año será probablemente recordado por los famosos que murieron, que aún son llorados por sus fans. David Bowie, Prince y Leonard Cohen son algunos de los más recordados. Muros en Facebook y cuentas de Twitter saturadas con temas inolvidables, frases célebres, fotos imperdibles.

Cohen, nacido en Canadá en 1934 y nacionalizado estadounidense.
Cohen, nacido en Canadá en 1934 y nacionalizado estadounidense.

Ahora bien, ¿cómo encarar el duelo siendo fans? Los verdaderos fans, no los que aparecen y se multiplican luego de la muerte, que siempre los hay, claro. 

Desde el humor negro, el grupo australiano Stunbear creó un ficticio "grupo de apoyo ante la muerte de celebridades". Con el slogan "Los narcicistas la tienen difícil pero hay ayuda".

En un video subido a YouTube, se puede ver a algunos fans llorando la muerte de sus más queridas estrellas y a una psicóloga coordinando el diálogo.

"Hace tres años que se fue. Un minuto estaba lleno de alegría y vida. Al otro se había ido para siempre. La franquicia de Rápido y Furioso no será lo mismo sin él", llora un muchacho con un gorro, en el inicio del video, en clara alusión a la muerte de Paul Walker.

La rivalidad queda clara entre la fama de los muertos cuando otra mujer del grupo lamenta la muerte de David Bowie, que "era gigante alrededor del mundo" y "definió una generación"... "mientras Paul Walker solo hacía películas sobre autos". Claro que la fanática no puede siquiera mencionar el nombre de su álbum favorito porque no tienen ninguno pero definitivamente se siente "inspirada" por Bowie ahora que está muerto (?).

Para el que quiera divertirse, el video: