En el Juego de tronos de la sensualidad, la gran batalla ya tiene ganadora: Emilia Clarke, la actriz que interpreta a Daenerys Targaryen en la exitosa ficción Game of Thrones fue nombrada la mujer viva más sexy del mundo por la revista para hombres Esquire.

Al elegirla, la publicación definió a esta británica de 28 años como “una mujer amable y feroz que puede ser una estrella de cine y a la vez parecer una simple vecina de al lado”. Y es que 2015 parece ser el año de esta joven que triunfa con su papel de reina de dragones en la serie de HBO y se ha convertido en una imprescindible en las publicidades de belleza.

Ya en 2014 fue destacada por otra revista, AskMen, como la Mujer más deseada tras una encuesta realizada a millones de lectores. Y el pasado septiembre fue la Mujer del mes en el conocido medio GQ.

En el ámbito profesional, además de su destacado papel en la popular serie de ficción, Emilia Clarke fue Sarah Connor en la película Terminator: Génesis.

Aunque no está muy contenta con las imágenes de sexo que debe protagonizar en su principal papel hasta el momento. “Quiero ser conocida por mi actuación, no por mis pechos. Soy británica, por lo que ese tipo de cosas me estremecen, no puedo soportarlas”, explicó recientemente; la realidad es que su belleza la coloca de nuevo entre las mujeres más lindas del planeta.

Foto: Esquire
Foto: Esquire
Foto: Esquire
Foto: Esquire

 

Foto: Esquire
Foto: Esquire
Foto: Esquire
Foto: Esquire