"Estamos convencidos de que Messi acabará su carrera en el Barça", afirmó el presidente del club azulgrana, Josep María Bartomeu, al día siguiente de la formidable lección de fútbol que el 10 realizó con la camiseta de la Selección argentina en las Eliminatorias de Rusia 2018.

El dirigente catalán quiso así salir al cruce de lo publicado por el diario deportivo madrileño Marca, donde se informó esta semana que el crack rosarino le había manifestado en julio pasado a su club su intención de no renovar el contrato que concluirá en 2018.

Bartomeu y Lío, años atrás. "Él nos ha llevado al éxito", valora el catalán.
Bartomeu y Lío, años atrás. "Él nos ha llevado al éxito", valora el catalán.

Esa noticia había renovado las ilusiones en Rosario de toda la afición leprosa, con la expectativa de que Lío decida enfilar el final de su carrera en Newell's Old Boys, club en el que jugó durante un fugaz paso en inferiores.

Además, la ocasión elegida por Bartomeu fue especial: no sólo lo dijo al día siguiente de un partido excepcional de Messi, sino que además lo hizo en el acto de presentación de la empresa japonesa Rakuten como nuevo patrocinador del Barcelona. Y la singularidad del momento radica en lo que estos "garbarinos" japoneses accedieron a pagar para estar en el merchandising culé: 55 millones de euros (58,8 millones de dólares) por año, durante las próximas cuatro temporadas. ¿Lo querés en pesos? Unos 870 millones de mangos. ¿Qué tul?

Rakuten es una compañía global y líder en comercio electrónico, comunicaciones, contenidos digitales y servicios de 'FinTech' para consumidores y empresas.