Investigadores encontraron este miércoles dos asientos que podrían pertenecer al avión que trasladaba a Emiliano Sala. El hallazgo se produjo en la costa norte de Francia, en una playa de la ciudad de Surtainville.

La División de Investigación de Accidentes Aéreos de Gran Bretaña (AAIB) emitió un comunicado donde informa que "fuimos avisados del encuentro de dos asientos y luego de un examen preliminar hemos concluido que son similares a los de la avioneta perdida". 

Según el comunicado, la búsqueda de los restos del avión se retomará a finales de esta semana a raíz de las condiciones climáticas, con respecto al sector en el que van a enfocar la búsqueda la AAIB expresó: "Hemos identificado un área de búsqueda prioritaria de cuatro millas náuticas cuadradas. Contratamos un motor de búsqueda especializado para realizar una investigación submarina de los fondos marinos". Otro de los inconvenientes de la búsqueda submarina es la posibilidad de encontrarse con bombas no detonadas de la II Guerra Mundial. 

Con la información de este hallazgo las autoridades británicas decidieron dar lugar al pedido de la cancillería argentina de continuar la búsqueda pública del avión así lo informo el gobierno argentino en un comunicado emitido este miércoles.

 Luego de estas últimas novedades y con respecto a la investigación privada, que lleva adelante la familia del jugador, se comunicó que de ahora en adelante seguirán trabajando pero desde ahora en "estrecha coordinación con la AAIB", asi lo informó David Mearns, encargado principal de la búsqueda, a través de su cuenta de Twitter.