La noticia de que Messi le pidio al Barceloja ejecutar su claúsula de salida impacto de lleno en todo el mundo. Por la tarde, mientras los clubes interesados en el rosarino empiezan a moverse para atraerlo, amigos y compañeros de la Pulga salieron a bancarlo.

Si hay voces autorizadas en el blaugrana  una es la de Carles Puyol, capitán del equipo durante muchos años y compañero de la Pulga. "Respeto y admiración, Leo. Todo mi apoyo, amigo", tuiteó el ex futbolista a pocos de minutos de que se conoció públicamente la novedad.

Puyol jugó profesionalmente con Barcelona de 1999 al 2014, por lo que coincidió con el astro argentino durante una década, en la que fue su capitán y ganaron todo de la mano de Pep Guardiola y Tito Vilanova.

Otro de los que se sumó a los comentarios públicos a favor de la Pulga fue Luis Suárez, uno de los amigos más cercanos de Leo. El nueve respondió el tuit de Puyol con varios emojis de aplausos y encendió aún más la polémica en el club catalán, que atraviesa una crisis institucional que salta a la vista.

Algunas fuentes cercanas afirman que la llamada de Koeman al uruguayo para comunicarte que no contará con él, fue una la gota que rebalsó el vaso en la decisión del diez. 

Saliendo del ámbito futbolístico, el presidente de Cataluña también aprovechó la red social del pajarito para despedirse de Messi. "Cataluña será siempre tu casa. Muchas gracias por todos este tiempo de felicidad y de un fútbol extraordinario. Hemos tenido la suerte de compartir unos años de nuestras vidas con el mejor jugador del mundo. Y un noble deportista No te olvidaremos nunca", escribió.