La Superliga Argentina de Fútbol expresó este lunes su "preocupación" con la llegada del ex presidente Mauricio Macri a la fundación de la FIFA y se sumó a las críticas de los dirigentes Marcelo Tinelli (San Lorenzo) y Rodolfo D'Onofrio (River Plate). También la AFA se manifestó en contra.

"La SAF, como integrante del fútbol argentino, ve con preocupación la reciente designación de Mauricio Macri como Presidente Ejecutivo de la Fundación FIFA, cuyo objetivo es contribuir a la promoción de un cambio social positivo", escribió la cuenta oficial de la entidad en la red social Twitter.


El actual CEO de la Superliga, Mariano Elizondo, es cercano a Tinelli, y el vicepresidente, Jorge Brito, se desempeña como dirigente de River.

La Superliga fue impulsada por Macri durante la intervención de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) en junio de 2016 y se creó al siguiente año.

De hecho, su hombre fuerte en el fútbol, Daniel Angelici -ex presidente de Boca-, promovió la incorporación de las Sociedades Anónimas Deportivas pero no consiguió el apoyo suficiente de sus pares.

Además, Tinelli y D'Onofrio calificaron como "lamentable" el nombramiento del ex mandatario nacional en este cargo.

En tanto la AFA emitió un comunicado en el que expresó que "con sorpresa" tomó conocimiento del hecho al que señaló como "inapropiado".

 


La Fundación FIFA se creó en 2018 como entidad independiente respaldada por la FIFA, con el objetivo de contribuir a la promoción de un cambio social positivo.

Su director general es el exfutbolista campeón del mundo francés Youri Djorkaeff y su enfoque prioritario es la educación a través del programa Football for Schools, que se lanzó en 2019 y al que la FIFA ya asignó un presupuesto de 100 millones de dólares. Además, la FIFA tiene el objetivo de recaudar, junto con socios de todo el mundo y de diferentes sectores, mil millones de dólares para invertirlos en programas educativos.