Newell's ganó y se acomodó en la tabla. En una noche calurosa en Rosario sacó adelante un partido parejo en todo y logró imponerse 1 a 0 ante San Lorenzo. Para hacerlo fue necesaria la aparición estelar de Anibal Moreno, quien además de ser el mejor de la cancha clavó un golazo en el segundo tiempo. 

Luego de un primer tiempo para el bostezo en el que los equipos prefirieron "estudiarse" y esperar el error ajeno, la segunda mitad tuvo algo más de intensidad. Y el gol, uno que el pibe Moreno nunca olvidará. 

Newell's se decidió y controló la pelota durante todo el complemento, dejando a San Lorenzo como espectador. El Cuervo nunca tuvo profundidad y Aguerre no tuvo trabajo.

Pese a la iniciativa, a la Lepra le costaba encontrar los espacios. Por eso Kudelka no dudó en mandar a la cancha al recién llegado Sebastián Palacios.

La llave, sin embargo, la tenía Moreno, la gran promesa que todavía está en el Parque (¿hasta cuando?). A falta de 20 minutos el mediocampista quedó de frente al arco y no dudó en sacudir con pierna izquierda. Y se clavó en el ángulo.

En el final no hubo lugar para sorpresas. Por lo hecho en el segundo tiempo Newell's fue merecedor de un triunfo que lo vuelve a alejar de la zona del descenso y lo pone expectante en cuanto a la clasificación a las copas. Todavía falta, pero el de este lunes fue un triunfo clave.