Marcos Guenchul fue sorprendido cuando salía de trabajar en su gimnasio.Marcos Guenchul fue sorprendido cuando salía de trabajar en su gimnasio.
Marcos Guenchul fue sorprendido cuando salía de trabajar en su gimnasio.

Murió Marcos Guenchul, el joven de 32 años que fue baleado este martes por la noche en zona oeste cuando salía de su gimnasio. Le habían diagnosticado muerte cerebral y su familia había tomado la decisión de donar sus órganos. Así lo informaron las autoridades del Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca).

El hecho ocurrió alrededor de las 22 del martes en Sucre al 1200 y, según los primeros indicios, el joven preparador físico recibió al menos un disparo en la cabeza, a sangre fría y en plena vía pública. Alguien lo trasladó al Heca y allí permaneció en estado reservado hasta que los médicos determinaron que su estado de coma es irreversible.  

Los primeros datos aportados por algunos testigos dieron cuenta de una persona aún no identificada que descendió de un vehículo y atacó a balazos a Guenchul por sorpresa. Luego escapó del lugar. Los investigadores a cargo del fiscal Miguel Moreno aún desconocen el móvil del homicidio.