La Municipalidad de Rosario intensifica los controles para evitar la compra y venta de pirotecnia ilegal. Desde este miércoles y hasta la noche del domingo 28 de diciembre, habrá unos 150 agentes a cargo del operativo.

Las acciones dependen de la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana, que recordó que ciertos productos están aprobados para la comercialización. Entre los permitidos en Rosario figuran los fosforitos, petardos de menos de un centímetro de diámetro y las estrellitas.

El concejal Carlos Cossia, reiteró su insistente pedido para tener unas fiestas libres de pirotecnia. Recordó además que el intenso ruido afecta notablemente a los animales.

Otros productos como cañitas voladoras o bombas de estruendo no están permitidos, aunque muchos ingresan desde ciudades linderas como Pueblo Esther, Villa Gobernador Gálvez o Pérez.