Finalmente la sesión del Concejo municipal proyectada para llevarse a cabo en la isla El espinillo como forma de visibilidad y protesta ante la complicada situación ocasionada por la quema de pastizales en los humedales entrerrianos debió ser suspendida y reprogramada para el martes. El clima fue el culpable de levantar la sesión cuando ya estaban por cruzar los concejales.

Cuando el primer bote con una docena de trabajadores parlamentarios ya había partido, y la primera tanda de concejales se había colocado el chaleco salvavidas para cruzar desde la Guardería Náutica de Rosario Central, terminaron reconociendo la sugerencia de Prefectura Naval de no cruzar por las condiciones climáticas. El viento del sudeste con algunas ráfagas no es la condición recomendable para zarpar. 

Así estaba el clima a la hora de embarcar
Así estaba el clima a la hora de embarcar

La idea era visibilizar el problema y mantener el tema en agenda. Respecto a los protocolos sanitarios, se sesionaría al aire libre, con los trabajadores mínimos y aquellos ediles que no presenten factores de riesgo. También iban a formar parte invitados especiales, entre ellos integrantes de los colectivos ambientalistas, que se trasladarán en las lanchas para pasajeros que habitualmente realizan el cruce del río Paraná. Todo quedará para el martes.