Bo Gray Bowman tiene dos años, nació con síndrome de down y es el más chico de cinco hermanos. Por su condición, su ritmo de aprendizaje y de percepción es diferente al de sus hermanos, y los médicos aseguraban que no aprendería a hablar hasta los tres años. Sin embargo, su hermana encontró un modo de que el más chiquito aprendiera.

Lydia, de 11 años, le canta "You are my sunshine" de Johnny Cash, el tema preferido del pequeño y con el que poco a poco va aprendiendo a expresarse. Es que si bien Bo aún no ha dicho la palabra "mamá", sí logra cantar la parte final de cada frase. 

Los médicos habían asegurado a los padres que tendrían que esperar hasta los 3 años para que su hijo empezase a hablar y mientras el resto de niños tienen un vocabulario de 50 palabras a su edad, el suyo se reduce a 12.

Según explicó la madre en una entrevista al ABC, la musicoterapia y estos momentos de improvisación han ayudado mucho a Bo a fortalecer su determinación.