Una usuaria contó la particular situación que viven en su casa luego de una serie de acontecimientos. Angustia, llanto, una decisión un tanto bizarra y la resurrección final que corona el relato.

"Estamos viviendo una situación inusual: A mi hermana se le murió el gato en año nuevo, aparentemente envenenado. Pagó una cremación y tiene la urna en el living de la casa, comienza diciendo la usuaria para relatar una situación que hasta ahí ya era bastante rara porque a quién se le ocurriría tener las cenizas del gato en casa. Pero lo mejor aún estaba por llegar: "Ayer apareció el gato sentado en la mesa... cremó un NN y lo tiene en el living", concluye.

 

Carla🪐 on Twitter

 

Lo llamativo es que el tweet viral, que alcanzó los ochenta y cinco mil me gusta, logró disparar una serie de anécdotas similares. Al parecer la desaparición de felinos, encontrarlos muertos, y la aparición tiempo después es una contante en los gatos que con esto confirman que efectivamente tienen siete vidas.

"Estuve alimentando un año a un gato que no era el mío y a veces temo haber castrado al equivocado", asegura una usuaria con un posteo en el que suma un video con ambos felinos para constatar que efectivamente cualquiera se los equivocaría. 

Otra asegura tener al gato de la vecina enterrado en su patio producto del parecido. "El mío apareció tres meses después. Le dediqué posteos en todos lados. Vergüenza nacional", cierra.

 

Falacia del Arenque Rojo on Twitter

 

 

A on Twitter

 

 

libros.ale on Twitter