Los asaltantes se metieron en la casa de de Mauro Icardi y Wanda Nara en París cuando no había nadie y se llevaron un botín millonario.

El domicilio de Neuilly-sur-Seine, París (Francia), fue asaltado cuando el jugador se encontraba rumbo a Lorient para jugar con el PSG el último domingo y la modelo y sus hijos tampoco estaban en su casa.

El personal a cargo del lugar se dio cuenta del en la mañana del domingo, cuando descubrió objetos fuera de lugar y el faltante de otros. Así lo indicó el diario francés L’Equipe.

Además, la prensa francesa precisa que los delincuentes se llevaron joyas, relojes, ropa de lujo y, según se pudo saber, el monto de lo robado estaría valuado "en alrededor de 400.000 euros", es decir, unos 485.000 dólares.

Sin dudas no fue un buen fin de semana para el delantero argentino que tras ser titular en la derrota del PSG ante el Lorient (3-2), se enteró del millonario robo en su domicilio.