La victoria de Donald Trump en las elecciones estadounidenses dio para bromas y memes de todo tipo, pero lo que no había sucedido hasta ahora es que le saliera un imitador. O que se descubriera el ejemplo que tomó el empresario para conformar su look, como prefieran.

Es que un periodista de Hangzhou, una pequeña ciudad China, se percató de que en el Parque Safari del municipio había un pájaro muy parecido al flamante presidente. Se trataba de un faisán de oro, un ave cuyo plumaje es casi idéntico a la peluca que luce el republicano.

El “pequeño rojo”, como lo llaman en el país asiático, fue compartido en las redes y claro, el parecido es innegable. Tanto que ya se especula con que los asesores del mandatario podrían emprender una guerra comercial con Pekín por el pajarito.