Las historias (publicaciones efímeras que solo duran 24 horas) son una de las herramientas más utilizadas por los usuarios de Instagram. Sin embargo, la compañía de Mark Zuckerberg detectó que se le da un mal uso a este recurso debido a que muchos publican varias veces al día contenido sin ningún tipo de valor.

Para intentar depurar este tipo de publicaciones, la plataforma ha decidido comenzar a detectar ese exceso de actividad en las historias imponiendo un límite máximo. Así las cosas, el excedente será considerado como spam.

En varios mercados se detectó que la publicación de muchas historias puede llegar a saturar a los usuarios que las consumen. Por este motivo, está probando una nueva función, pero se desconoce si finalmente si la implantará de manera oficial para todos.

Aquellos que sean excesivamente activos pasarán a forma el grupo de spammers y podrían verse afectados por limitaciones en las visualizaciones de sus historias. Los usuarios que probaron esta nueva función aseguran que únicamente pueden ver tres stories de aquellas cuentas excesivamente activas.

Sin embargo, la idea de Instagram es ofrecer la opción "ver todo" dentro de las mismas stories.

En tanto, esta función es sin duda una buena manera de elegir qué cantidad de historias visualizar de cada creador, exactamente igual que cuando el correo electrónico ofrece la posibilidad de descartar la entrada de correos spam.