Hay un antiguo dicho que afirma que nadie te define mejor que tu enemigo. Siguiendo esta sabiduría popular, para entender la obra de María Eva Duarte de Perón, se puede leer qué dijeron de ella sus más grandes adversarios. Un informe de la mal llamada "Revolución Libertadora" describiría a la Ciudad Infantil, una de las más emblemáticas obras de la Fundación María Eva Duarte de Perón para el cuidado de los niños, de la siguiente manera: “...la atención de los menores era múltiple y casi suntuosa. Puede decirse incluso que era excesiva y nada ajustada a las normas de sobriedad republicana que convenía, precisamente para la formación austera de los niños. Aves y pescados se incluían en los variados menús diarios. Y en cuanto al vestuario, los equipos mudables, renovados cada 6 meses se destruían”.

Sobriedad republicana, formación austera y menús pobres es lo que entendían sus enemigos que se le debía dar a los sectorres más vulnerables del país. Evita hizo todo lo contrario. Es que según ella expresaba "si alguien conoce lo que es una vida digan, optará por ese modo de existencia y no otro". También es conocida su consigna de darles lo mejor a los menos favorecidos "para que nuestros niños pobres no tengan nada que envidiarle a la oligarquía argentina". Por estas expresiones, hechas acciones concretas a través de regalos, planes de vivienda, hospitales, hogares y escuelas de lujo, es que se ha pensado a la Fundación María Eva Duarte de Perón como una política del exceso o una democratización del goce.

Más allá de los regalos, las joyas, la máquinas de coser, las acusaciones de personalismos, los amores y los odios, en diálogo con Rosarioplus.com Mercedes Prol, licenciada en Historia por la Universidad Nacional de Rosario (UNR) y doctora en esta disciplina por la Universidad de Buenos Aires (UBA), indaga en torno a la densidad de la obra de Eva Duarte de Perón.

Mercede habla y cita a colegas historiadoras para seguir indagando. Habla con pasión, segura de lo que afirma y advierte: "puedo sonar apasionada, pero todo lo que te digo, quedate tranquila que está avalado por la academia". Y vale la aclaración porque también cuenta que no siempre fue así. "Hasta hace muy poco los estudios que se referían a la obra de Eva eran muy sesgados, haciendo foco en cuestiones accesorias. Recién ahora y a partir de la indagación y reconstrucción de colegas se puede hablar ampliamente de lo que en verdad fue y es la obra de Eva", explicó. 

Fundación Eva Perón: la herramienta para llevar adelante una obra única

—¿Cómo surge la Fundación María Eva Duarte de Perón?

—Mercedes Prol: Para poder pensar la fundación hay que irse un poquito antes de cuando nace, que es ni bien Perón asume la presidencia y Eva decide ubicarse en la Secretaría de Previsión y Trabajo, la vieja secretaría que después fue convertida en Ministerio de Trabajo, para comenzar la relación con el mundo sindical, con la dirigencia sindical, eso fue lo que le interesó. Entonces desde ahí ya en el año 1946 empieza una cruzada de ayuda social, de manera informal, en la cual empieza a recolectar víveres, ropa, medicamentos, para los sectores más vulnerables que no están conectados con el mundo del trabajo, que eran los niños, los ancianos, las mujeres que no estaban insertadas laboralmente, y también los trabajadores con menor salario. Esta se podría decir que es la antesala de la 'Fundación Evita'.

—¿Cuándo se da entonces su formalización y con qué fines, si ya lo que hacía lo podía hacer desde esta secretaría? 

Porque hace mucho más. La formalización viene de la mano de una ampliación de su universo de acción. Después de esto, en 1948, cuando el poder ejecutivo por decreto crea la Fundación María Eva Duarte De Perón, nace como un ente autárquico, pero cuya comisión está conformada por distintas figuras que pertenecen a ministerios de la Nación, está el ministro de haciendas, por ejemplo. Y desde esta conformación legal avanza, y ya no se detiene solo en la vestimenta, los víveres, los medicamentos, o las becas, cosas que ya venía desarrollando desde la Secretaría de Previción Social de manera informal, sino que desde ese momento también se introduce en el campo de la salud, la educación, la vivienda, del deporte y del turismo.

— ¿Desde qué lugar acciona y con qué fundamentos lleva adelante esta obra que tenía, según lo que mencionás, una concepción tan integral del trabajador, del ciudadano, de lo humano?

Te decía, ella amplía considerablemente su universo de intervención y no lo hace sola. Si pudo hacer semejante obra es porque la siguió un grupo de profesionales que fueron sus más fieles colaboradores. Equipos integrados por psicólogos, asistentes sociales, médicos, enfermeros, etc. Es necesario entender que es en este período de posguerra en donde surgen de distintos campos de saberes: la psicología, el trabajo social, la medicina, la pedagogía del deporte que es la educación física, cuestiones básicas como la nutrición. Sobre todo en los años '40 y en la posguerra hay un enorme desarrollo científico social. Ya los niños son considerados niños, no futuros adultos, sino niños, y esto habilita a que se piensen políticas específicas para la niñez. Entonces Eva logra condensar una serie de cambios en los saberes sociales que luego vuelca a la Fundación Eva Perón. No es una improvisación la fundación, para nada.

—De dónde venía el financiamiento para llevar adelante estas obras

Había fuentes de financiamiento tanto privadas como públicas o estatales. Por ejemplo, un porcentaje de los cortes de boletos de los cines, rifas, aportes empresariales y de los trabajadores. Los gremios al lograr un aumento salarial, por única vez, el primer aumento iba destinado a la Fundación. Desde ciertos sectores se ha acusado que la fundación era un modo de bajar dinero del Estado de manera 'no santa'. Lo curioso es que los mismos sectores que ni bien derrocado el peronismo empezaron a decir esto, fueron los que al intervenir la fundación, quemaron todos sus papeles. Si hubiese habido algo turbio en estos balances se pudiece haber visto. Es curioso. 

—Se suele decir que Fundación María Eva Duarte de Perón se superpuso al rol del Estado. ¿Esto fue así?

No, de ninguna maera. Te diría que al contrario. Lo que sucede es que esta fundación empieza a tener territorio, a hacer trabajo en territorio, a través de sus delegaciones provinciales y sus asistentes sociales, que 'patean la calle'. Salen, van a los barrios, hablan con la gente, van a ver los problemas. Tienen territorio, cosa que el Estado de mediados del siglo XX no tiene. El Estado de 1940 y los primeros años de 1950 no tiene ese territorio. Esto no quiere decir que lo que haya hecho la fundación vaya en contra del Estado o que se superponga con lo que hace el Estado. Por el contrario la Fundación operaba pasándole información al Estado. Le pasa información al Ministerio de Salud, al de Acción Social, y los ministerios funcionan conjuntamente con la Fundación. Esto es lo que descubrió la investigadora rosarina Natalia Farroni, porque siempre se dijo desmereciendo la acción de Eva que desde la fundación se superpuso a la acción del Estado. La fundación cubrió el territorio, fue un nexo entre el Estado y el territorio, con saberes específicos que no fueron improvisado, lo repito. 

—¿Cuál es el fin de la fundación?u obra contra el tiempo

El fin de la fundación es con el Golpe de Estado de 1955. Una argentina que no supo comprender la magnitud de su obra. Había muchos sectores conservadores, recalcitrantes, en una argentina que no estaba preparada para el cambio.