Un grupo de argentinos, financiados por yerbateras locales, viajaron a la Emojicon de Nueva York, la conferencia sobre la cultura emoji más importante del mundo. Y su objetivo es claro y único: lograr incorporar a esa galaxia de dibujitos que irrumpió en la comunicación digital moderna a la criolla infusión de las pampas y el Río de la Plata: el mate. Justo hoy, cuando se celebra precisamente el Día Internacional del Emoji.

Para los desprevenidos, el emoji es la simbología gráfica que complementa el lenguaje digital de estos años, popularizado en la red WhatsApp.

La Emojicon va por su segunda edición, y es organizada por la ONG Emojination, una organización que está en constante diálogo con el Consorcio Unicode y ayuda a promover nuevos emojis, y convoca a profesionales de la comunicación digital que disertan sobre el impacto de los emojis en áreas fundamentales de la vida como los negocios, la ley, la salud mental e incluso el sexo.

El evento de Emojicon es una oportunidad para que impulsores de nuevos emojis puedan mostrarle sus propuestas a los profesionales de la industria en vías de que sean aprobados por Unicode y el del mate no perdió la ocasión. 

Los impulsores argentinos Florencia Coelho, Martín Zalucki, Daniela Guini, Santiago Nasra y Emiliano Panelli, viajaron a Nueva York auspiciados por marcas de yerbas que aprovecharon el momento de darle a probar mate a los que asistieron a la conferencia y así los estadounidenses se familiarizaron con la infusión.

El emoji del mate fue votado por el público como el emoji más querido en los World Emoji Awards del 2017 y un año después el público llevó ese entusiasmo un paso más allá al organizar una campaña internacional pidiendo por el emoji en las redes sociales con el hashtag #EmojiDelMate. Cuanto más se use el hashtag, más chances tendrá el mate de ser emoji.