Pasó poco más de un mes de la muerte de Diego y el mundo sigue sin creerlo. El planeta fútbol le rindió homenajes, se le pintan murales en las ciudades más remotas y el mito se va convirtiendo en leyenda. Pero lo que sorprende es que entre las cosas que aparecen, siga habiendo videos inéditos. El último, es una grabación casera de cuando visitó Cuba por primera vez, en 1987.

La toma dura pocos segundos, pero es increíblemente espontánea. Maradona, último en la fila atrás de su suegra, de Claudia y Dalma de pocos meses, filma y relata la escena, jugando a que es el periodista del viejo canal 9. 

"Las cámaras de Nuevediario otras vez (sic). Llegamos al final de una película. Una familia que quería y no podía. Vivían en una casa humilde en Fiorito y ahora vienen a vivir acá a esta casa impresionante. La señora que vemos en imagen es la madre de Claudia, que le fuma los cigarrillos a toda la gente del servicio”, dice Diego. La toma luego empalma con otra de Maradona queriendo colgarse de una rama, con miedo de caerse e irse “a la concha de la lora”, tal como le dice a la cámara.

Maradona imitando a un periodista de Nuevediario.

 

Al video lo subió la cuenta de Twitter @PedroMSantoro, la misma que hace poco había difundido unas imágenes también inéditas del Pelusa en Manhattan, con la música de “Fiebre de sábado por la noche”. Aquellas escenas, eran de una gira que había hecho el Barcelona en 1984 a jugar unos amistosos, poco antes de concretarse el pase al Nápoli. A seguirla, maradonianos.