A lo largo de los años, el cine, las series y la literatura nos han dejado susceptibles con ciertas historias de horror y uno termina preguntándose lo impensado: ¿Qué pasaría si los zombies fueran una amenaza real para el mundo? ¿Y si algún virus mortal nos convirtiera en víctimas y -a la vez- depredadores dispuestos a comernos a cualquiera que se nos cruce en el camino? ¿Llegaremos alguna vez a ese temido escenario post apocalíptico?

Aunque parezca mentira, mucha gente que podríamos considerar "seria", se estuvo ocupando de este tema. Según un estudio de la Universidad de Leicester, Inglaterra, las posibilidades de sobrevivir a un apocalipsis zombie son muy bajas. De hecho, la humanidad no duraría más de 100 días.    

El método por el que llegaron a esta conclusión no fue discutiendo sobre The Walking Dead en un after office, sino que usaron el mismo modelo utilizado por los epidemiólogos. Según su hipótesis, cada no muerto tendría una probabilidad del 90% de infectar una nueva víctima cada día y se cree que solo se necesitarían 20 días para que la enfermedad evolucionara a pandemia, lo cual la volvería imparable.  

                                                                   

 

Pero parece que no todo estaría perdido, incluso en el peor de los casos, seguirían naciendo bebés en la Tierra post apocalíptica y si la invasión zombie se produjera mediante contagio por sangre o mordidas, en 27 años la población humana podría comenzar a recuperarse

Sea como sea, nuestra recomendación siempre sería: ¡Huyan mientras puedan!