El descubrimiento todavía asombra a los especialistas. Una ballena de diez toneladas y diez metros de largo fue hallada sin vida en medio de la selva amazónica de Brasil, a unos 15 metros de distancia del mar.

El mamífero marino fue descubierto el viernes pasado en medio de la maleza, en la isla de Marajo, frente a la playa de Araruna, en la desembocadura del río Amazonas.

La ONG "Bicho D'agua Institute" se animó a desarrollar la primer hipótesis sobre el misterioso hecho y afirmó que el animal ya estaba muerto y la marea lo arrastró hasta los manglares. "Se trata de un cachorro de aproximadamente un año de edad. No es una ballena adulta", aseguraron desde la organización en un post publicado en las redes sociales.

Por su parte, un experto en biología marina expuso en Mirror: "Todavía no estamos seguros de cómo llegó aquí, pero suponemos que estaba flotando cerca de la costa y la marea, que ha sido bastante fuerte en los últimos días, la recogió y la arrojó tierra adentro".

En tanto, Dirlene Silva, vocero municipal, señaló, en declaraciones a los medios de comunicación brasileños, que encontraron la ballena después de observar el vuelo en la zona de un grupo de aves carroñeras.

Las aves fueron vistas dando vueltas en una zona litoral poco habitual para ellas, por lo que se inspeccionó a fondo el lugar hasta encontrar el cadáver del cetáceo escondido en la densa vegetación.