Tommy Velázquez, Tito para los amigos, miró a prudente distancia cómo su ex esposa y madre de sus hijos, Adriana Mendoza, se enamoró y luego se desilusionó de Javier Bazterrica, el hombre que la televisión ha convertido en personaje con origen en Rosario a partir del primer desengaño y presunta estafa cometida contra una chica de esta ciudad.

Luego de que Bazterrica huyera de repente de un set de televisión al enterarse que la Justicia santafesina había renovado un pedido de captura en su contra, Velázquez habló en exclusiva con Radio El Mundo para confesar sus impresiones acerca del nuevo romance que había entablado su ex esposa, hermana del coreógrafo y creador del show Stravaganza, Flavio Mendoza.

​"Mi relación (con Adriana) es a nivel de pareja, es la más larga que hemos tenido. Tuvimos casi 20 años de relación en la que nacieron Barbarita y Ramiro, ambos sobrinos directos de Flavio. Fueron muchos años de convivencia con Adriana y conociéndonos muy bien. Tengo una relación permanente con ella porque están los chicos de por medio", dijo Tito.

El hombre no supo de inmediato el amorío de la mujer con el joven que este jueves vino a Rosario para declarar en Tribunales. "Cuando Adriana conoció a Javier, no me lo comentó. Yo trato de no meterme en esos temas. Sé todo lo que sé de la estafa por la prensa y los reportajes que le hicieron en la televisión".

Velázquez y Bazterrica, ayer y hoy de Adriana Mendoza. (argnoticias.com)
Velázquez y Bazterrica, ayer y hoy de Adriana Mendoza. (argnoticias.com)

Y a continuación narró una escena un tanto incómoda para todos, menos para los tortolitos de entonces, al parecer. "Yo tenía conocimiento de la relación -contó Velázquez- porque me lo encontré en la puerta de la casa de Adriana. Estaban 'apretujados' sobre el auto de ella. Yo bajé a los chicos y subieron al departamento. Ella siguió un rato más con el hombre. Luego se saludaron, se besaron y ella entró al departamento. Él se fue con el auto de Adriana y eso me llamó la atención. No me pareció un hecho muy bueno porque me parece que una mamá no debe dar esa imagen como si fuera una 'pendeja'", manifestó Tito.

"Estas cosas en Adriana son poco comunes, porque yo nunca la conocí así. Yo creo que, por lo que vi en los medios, lo tomó como que era el hombre de su vida. Lo que le sugerí a través de WhatsApp es que se dedique a sus hijos: 'Lo mejor que tenes son los chicos de los cuales vos sos mamá', le dije", concluyó Velázquez.