Muy pocas personas pueden resistirse a las hamburguesas de McDonald's. Aunque su sabor no se compara en nada con una hecha a la parrilla y en casa, casi todos coinciden que tienen "algo" que las hace irresistible. Y más allá de que cada vez son más pequeñas y más caras, las colas en los cajeros de los locales siguen intactas.

Sin dudas ese "algo" que tienen los productos de McDonald's despertó muchas sospechas y teorías a lo largo de la historia, desde que sus productos dan cáncer hasta que las hamburguesas no serían de carne sino hechas con harina de lombriz.

Y para poner a prueba a las hamburguesas, una usuaria de TikTok mostró un experimento que lleva su abuela hace algunos años: guarda un menú de hamburguesas y papas fritas desde 1996 para corroborar como envejecen estos productos.

En el video se puede ver como la señora guardó dentro de una caja de zapatos el producto con su envoltorio intacto, y lo cierto es que las hamburguesas de McDonald's parecen no envejecer como cualquier otro producto.

Aunque las papas fritas se ven un poco resecas, lo cierto es que el pan prácticamente no tiene ni hongos ni grietas y si bien la hamburguesa parece un poco endurecida, su aspecto no difiere tanto de una recién comprada.

"No estoy segura de lo que pasaría si la comiera" dice la abuela en el video mientras sostiene el combo que parece no haber envejecido tanto después de casi  25 años.