Fidel Castro es una de las contadas personalidades políticas no argentinas que tienen un lugar en la historia del tango, gracias a una poco conocida milonga que el pianista y director Osvaldo Pugliese compuso en su homenaje y grabó con su orquesta a comienzos de la década de los 60, y que más de 50 años después sigue siendo un misterio para los estudiosos del género.

Con letra de D. Arce (seudónimo del violinista Domingo Arcidiácono), "Milonga para Fidel" fue compuesta, editada y grabada entre fines de 1960 y principios de 1961, pero jamás tuvo circulación comercial y aún hoy casi no hay menciones a ella en libros, biografías, antologías y estudios discográficos sobre Pugliese y el tango en general.

Una breve referencia en el sitio web Terapia Tanguera sostiene que "la partitura fue editada en 1961 y casi todos sus ejemplares fueron destruidos en allanamientos efectuados por la Policía Federal", pero asegura que la última mujer de Pugliese, Lidia Elman, "posee uno de los ejemplares y otro está en manos de Fidel Castro".

Según un artículo sobre Pugliese publicado en 2010 en el sitio de internet del Partido Comunista argentino, el músico le entregó la partitura a Castro "en uno de sus viajes a la isla", ocasión en que ambos "conversaron largas horas" porque "Fidel quería retenerlo y escuchar más de su vida" pese a que "Osvaldo no quería robarle más tiempo".

Terapia Tanguera aporta también la única reproducción facsimilar de la partitura impresa, en la que puede leerse que fue editada en 1961. Sin embargo, como parte del pie de imprenta quedó fuera del escaneo y no hay disponibles imágenes de la portada, no está claro si fue publicada por alguna editorial de música o si se trató de una edición particular.

En la Sociedad Argentina de Autores y Compositores de Música (Sadaic), la "Milonga para Fidel" fue registrada el 9 de septiembre de 1975 y solo figura Pugliese como compositor, como si la pieza fuera instrumental, según consta en la Base de Obras disponible en el sitio de internet de la entidad, en la que Arcidiácono figura con 33 creaciones (en algunas como autor, en otras como compositor y en otras en ambas funciones).

Entre coleccionistas y estudiosos del tango circula una grabación de la "Milonga para Fidel" atribuida a la orquesta de Pugliese con sus cantores Jorge Maciel y Alfredo Belusi, y supuestamente registrada en Stentor, el sello que el propio pianista fundó en 1960, tras desvincularse de Odeón.

Un estudio discográfico publicado por el sitio El Tango y Sus Invitados ubica a la "Milonga para Fidel" entre "Sueño malevo", la última de las 12 grabaciones que Pugliese realizó en Stentor en 1960 y fueron publicadas en un disco de larga duración, y "Corrientes bajo cero", la primera que realizó para la compañía Philips, en 1961.

Dada la antigua y pública adhesión de Pugliese al Partido Comunista argentino, del que era afiliado desde 1936, parece razonable suponer que la "Milonga para Fidel" haya sido compuesta una vez que Castro declarara, en 1961, el carácter marxista de la revolución cubana.

Lo que resulta inexplicable es que más de 50 años después, cuando la Guerra Fría y la censura a letras de canciones populares son recuerdos tan lejanos, esta milonga -cuya letra no es un dechado de calidad poética y hasta tiene algún evidente error de métrica, pero como curiosidad es mucho más valiosa que decenas de tangos que se escuchan habitualmente- siga estando hoy prácticamente oculta. (Télam)

Escuchá la "Milonga para Fidel" del Maestro Pugliese