Nunca mejor dicho pisar papas. Es que Andrea Rincón ante la imposibilidad de aplastar las papas con los utensilios de cocina, decidió pisarlas y descargarles todo el peso de su cuerpo a ver si de ese modo lograba la presentación. 

“Las papas aplastadas, hay que pisarlas”, le dijo su compañera de duelo Candela Vetrano y sin saber cómo hacerlo debido a que las papas estaban duras, decidió improvisar: las puso sobre una placa en el piso, luego las tapó con otra placa y ¡las pisó! Sin emabrgo, tampoco esto funcionó.

“¡Me paré arriba, están ahí como rulo de estatua, no se mueven”, dijo Andrea. Mientras lo hacía, se acercó Damián Betular a su estación de cocina y no tomó nada bien su accionar. “¿Me voy a tener que comer algo que pisaste con el pie?”, la increpó y ella se justificó: “No, no es que lo pisé”.

 

El reto del jurado a Andrea Rincón – MasterChef Argentina 2021

 

Betular le explicó por qué no podía aplastarlas: “Está crudo, por más que lo pises con el pie o te tires encima, está crudo”. Y en el momento de las devoluciones, las críticas siguieron. “Una papa aplastada es una papa con una cáscara dorada que se va rompiendo y se ve abajo que hay como una crema, es como un mármol de papa, esto es un cascote”, describió durísimo Germán Martitegui.

Antes de probar, Betular preguntó si esa era la papa que había aplastado con sus borcegos o era otra. Ella negó haberla aplastado con los zapatos y el jurado explicó a sus colegas en el tribunal: “Se paró arriba de las papas”.

La dupla de actrices pasó al jueves de última chance, donde deberá defender su lugar para no ir al domingo de eliminación.