En los últimos días se ha viralizado en las redes sociales, un video en el que el conductor de una Ferrari sale de un hotel en Ibiza, con una mujer desnuda sobre el deportivo rojo. Pero parece que la canchereada de la ostentación le duró poco a este conductor de 42 años.

Tras la investigación, la policía local localizó e imputó al conductor, que será citado a un juicio rápido y se enfrenta a un presunto delito contra la seguridad vial por conducción temeraria y poner en riesgo la vida de otras personas.

En la investigación, se ha tomado declaración como testigo al taxista que conducía detrás del Ferrari grabando la escena con su celular y que tampoco zafó de ser denunciado, ya que cometió una infracción al reglamento general de circulación por conducir utilizando su teléfono.

Así que antes de salir con una chica desnuda arriba de tu Ferrari, pensalo dos veces.