Otra vez la realidad supera la ficción, y en esta oportunidad ni la mejor película de suspenso hubiese podido recrear una situación tan tensa, atípica y angustiante.

Sucedió en la costa de Antirrio, Grecia, donde frente a los ojos de todos, la corriente del mar arrastró casi a un kilómetro de la costa a una niña que quedó varada a la espera de que alguien pueda rescatarla.

Lo particular fue que la pequeña logró aguantar agarrada de su unicornio inflable, que aunque fue lo que la hizo ser llevada tan lejos de la costa, al mismo tiempo fue lo que la salvó hasta que llegara el salvataje.

En las imágenes, que ya recorrieron todas las reeds, se ve el momento en que la tripulación del ferry Salaminomachos logra rescatarla. El capitán del barco contó al medio Live News, el momento del rescate: "Estaba en estado de shock, agarrada al flotador y no se movía. Cuando la rescatamos, gritó".

La situación sirvió para recordar nuevamente que este tipo de flotadores están hechos para usar en piletas y espacios cerrados, ya que en el mar pueden ser fácilmente arrastrados por la corriente.