Una grave sequía en Texas, Estados Unidos, permitió descubirir, en el lecho de un río que recorre el Parque Estatal del Valle de los Dinosaurios, huellas de ejemplares que vivieron hace unos 113 millones de años.

Imágenes difundidas en la red social Facebook muestran huellas de tres dedos que descienden por el lecho de un río seco en este estado del sur de Estados Unidos, informó la agencia AFP.

Se trata de "uno de los conjuntos de huellas de dinosaurios más grandes del mundo", dice un mensaje que acompaña las imágenes.

Stephanie Salinas García, del Departamento de Parques y Vida Silvestre de Texas, dijo que el clima seco las hizo visibles.

"Debido a las condiciones excesivas de sequía el verano pasado, el río se secó completamente en la mayoría de los lugares, y permitió que más huellas fuesen descubiertas en el parque", señaló.

"En condiciones normales del río, estas huellas nuevas están bajo el agua y están comúnmente llenas de sedimentos, enterrándolas y haciendo que no sean tan visibles", continuó García.

La mayoría de las huellas recientemente reveladas son del Acrocanthosaurus, de unos 6.350 kilos de peso, de adulto, y unos 9 metros de largo.

Otro dinosaurio, el Sauroposeidon, también paseó por el Parque, medía unos 21 metros de largo y pesaba 44 toneladas.

Ubicado en una zona interior al suroeste de la ciudad de Dallas, este parque estaba otrora al borde de un antiguo océano, y los dinosaurios dejaban sus huellas en el barro, según narra su página web.

Tweet de Philstar.com

No obstante, se prevén lluvias, lo que seguramente cubrirá las huellas recién descubiertas una vez más, agregó AFP.

"Aunque pronto serán enterradas otra vez por la lluvia y el río, el Parque Estatal del Valle de los Dinosaurios seguirá protegiendo estas huellas de 113 millones de años no solo para esta generación, sino para las futuras generaciones", concluyó García.