Es sabido que aunque esté mal, muchas veces los conductores al volante suelen distraerse. Lo más común es que sea con el celular ya se hablando o mandando mensajes, pero en los últimos días se difundió una grabación en el marco de una campaña llevada a cabo por la Dirección General de Tráfico (DGT) en España, que se volvió viral rápidamente.

Las cámaras de un helicóptero de vigilancia registraron cómo un conductor intenta resolver un cubo mágico mientras maneja su vehículo. El video obviamente causó indignación en las redes, ya que el conductor no sólo tenia los ojos puestos en la ruta, sino que ni siquiera tenia las dos manos al volante.

Se calcula que circulando a 120 kilómetros por hora, escribir y enviar un WhatsApp requiere unos 20 segundos, lo que supone recorrer unos 600 metros sin mirar la ruta. Marcar un número de teléfono necesita un promedio de 14 segundos, en los que se avanzan 466 metros. En tanto, ajustar la radio cuesta unos 6 segundos y 200 metros; mientras que encender un cigarrillo, 4 segundos y 133 metros. Es incalculable cuánta atención puede quitar estar intentando descifrar un cubo Rubik al volante.