Un equipo de exploradores encontró los restos del SS Pacific, un buque de vapor que se cree transportaba 100 kilogramos de oro cuando naufragó, imprevistamente, frente a Cabo Flattery, en el estado de Washington, en 1875.

La nave estaba viajando de Seattle a San Francisco cuando fue impactado por un buque en la oscuridad de la noche, y al menos 325 pasajeros y miembros de la tripulación se ahogaron o murieron por hipotermia antes de la llegada del rescate, informó la agencia de noticias ANSA.

Los cazadores de tesoros buscaban los restos desde hace décadas para recuperar su precioso cargamento, que podría valer millones de dólares, y ahora empresarios de Seattle, Jeff Hummel y Matt McCauley, revelaron a los medios estadounidenses, que su compañía Rockfish localizó el buque.

"Era la primera nave que transportaba pasajeros en un servicio de línea regular entre Seattle y San Francisco", explicó Hummel, que explora las aguas del noroeste desde los años '80, y su amor por la historia lo impulso a buscar el SS Pacific.

La empresa comenzó en 1993 y tuvo un empuje en 2017, después de años de escrupulosas búsquedas.

"Hallé a un pescador comercial que extrajo el viejo carbón y pude analizarlo químicamente por un laboratorio de Alberta", narró el empresario.

Una vez descubierto que coincidía con la nave, él y su equipo comenzaron a acercarse e identificaron los restos después de 12 misiones.

Los esfuerzos de recuperación requerirán varios años, y, una vez completados, el plan es construir un museo del área de Seattle con algunos objetos para ayudar a preservar su historia.