La Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de Mar del Plata develó este martes la insólita fachada que armó un joven de Coronel Vidal para evitar una denuncia por estafa.

El hombre de 33 años, identificado como Nicolás Fondado, escapó de su lugar de origen luego de estafar por sumas millonarias a amigos, vecinos y familiares. Luego de cometer fraude, el muchacho fingió que se había quitado la vida para que no lo busquen, pero fue encontrado en un hotel de Mar del Plata con una identidad falsa.

Fondado era buscado desde el jueves pasado por la policía luego de que su familia denunciara su desaparición tras irse de su casa a bordo de una camioneta Renault Kangoo.

Los familiares del estafador indicaron que el hombre era adicto a los juegos de azar y debía sumas millonarias a varios conocidos, a quienes les había pedido pesos en efectivo para venderles dólares a un precio más bajo que el oficial.

El viernes pasado, se encontró su camioneta en la Ruta 11 y dentro del vehículo estaba su teléfono celular y una carta donde pedía “perdón”. Además, en un acantilado encontraron una remera de Fondado y la escena fue investigada como un suicidio.

Sin embargo, la DDI local confirmó que todo se trató de una farsa y se confirmó que Fondado estaba en perfecto estado de salud y lo encontraron alojado cómodamente en un hotel de Mar del Plata bajo una identidad falsa.