La policía de Bariloche acudió este lunes de madrugada a un paraje alejado de esa ciudad turística y descubrió en pleno auge una fiesta clandestina que los vecinos habían denunciado.

El festejo se desarrollaba en una casa de alquiler de península San Pedro, cercana al lago Nahuel Huapi. Allí paraba un grupo de jóvenes rosarinos que convocaron a la juntada a través de la aplicación Tinder y de redes sociales.

Los agentes encontraron una gran cantidad de personas, pero la mayoría escapó en estampida con sus vehículos cuando advirtieron la presencia policial. Uno de esos autos en fuga atropelló a un policía.

En total, arrestaron a 24 hombres y mujeres que no alcanzaron a escaparse.

En un momento salió un auto que en lugar de detener la marcha ante la presencia policial aceleró y embistió a un empleado policial. Le produjo lesiones de carácter leve. Se realizó una persecución y fue interceptado a unos 300 metros del lugar, tras lo cual se detuvo a 4 mayores de edad

El comisario Pablo Millaguan explicó que la constatación de la fiesta quedó a medio camino porque la casa estaba muy retirada y de difícil acceso, pero había gran cantidad de personas y vehículos.  Se estima que participaban del evento más de 50 personas.

Los demorados están a disposición de la fiscalía. Todos residen en Rosario y se encontraban en Bariloche en plan de descanso. O de fiesta.