Un hombre denunció a su vecino ante la Defensoría del Pueblo porque "hace asados todos los días" y con el humo molesta a las viviendas linderas.

Según publicó el portal Villa María Ya! a partir de fuentes consultadas con la Defensoría del Pueblo, el conflicto se da entre dos vecinos que viven en casas contiguas en esa localidad cordobesa.

Uno de ellos presentó una queja formal en la oficina pública tras cansarse de golpear la puerta del vecino y pedirle que deje de comer asados.

El enojo es por el humo que genera prender un fuego y que llega al patio de al lado. También hay malestar por los ruidos y las voces de los vecinos que felizmente se juntan a comer en la vivienda.

Lo insólito del tema es que la Defensoría recepcionó una queja formal y deberá tomar intervención entre las partes.