El empresario multimillonario Elon Musk lanzó un perfume llamado "Burnt Hair" (Pelo quemado) y, en su faceta más bromista, pidió a sus seguidores comprar el producto para ayudarle en la adquisición de la red social Twitter.

Musk, que es el hombre más rico del mundo, escribió una serie de mensajes graciosos en su cuenta de Twitter preguntándose por qué no se le había ocurrido antes la idea y reveló que ha vendido ya 10 mil frascos del perfume por valor de un millón de dólares.

"Por favor, compren mi perfume para que pueda comprar Twitter", continuó el consejero delegado de Tesla, que cambió su título en la plataforma por "Vendedor de perfumes" y colgó un enlace al producto, ofrecido por 100 dólares en su tienda digital.

Tweet de Elon Musk

La sugerencia de usar el perfume para financiar la compra de Twitter llega cuando algunos medios económicos señalan que la operación, acordada por 44.000 millones de dólares, podría costarle más de lo previsto por las subidas de los tipos de interés.

Hace una semana, Musk accedió a comprar Twitter de nuevo tras meses de desavenencias, pero la Justicia le instó a cerrar la transacción antes del 28 de octubre para evitar el juicio impulsado por la empresa contra él para forzarle a hacerlo.

El polémico empresario aprovechó su popularidad -más de 108 millones de seguidores en Twitter- para vender otros productos curiosos, a veces basados en ocurrencias o bromas, como unos pantalones cortos de satén rojo, tablas de surf o tequila.

Su tienda digital, alojada en la página web de su empresa The Boring Company, tiene un apartado dedicado a un falso lanzallamas del que vendió 20.000 unidades y que aparece promocionado en clave de humor, igual que el nuevo perfume.

"Burnt Hair", que según la web se empezará a enviar a los compradores en el primer trimestre de 2023, está descrito como "la esencia de un deseo repugnante" y con lemas como "'¡Destaque entre la multitud! Haga que se fijen en usted cuando ande por el aeropuerto".

(EFE)